Saltar al contenido

Como saber si el aceite de coco esta malo

Beneficios del aceite de coco

En los últimos años, el aceite de coco ha ganado popularidad debido a los numerosos beneficios para la salud que se le atribuyen, desde la reducción de la grasa del vientre hasta el fortalecimiento del sistema inmunológico, la prevención de enfermedades cardíacas y la prevención de la demencia. Estas afirmaciones suelen estar respaldadas por el apoyo de los famosos y reforzadas por los defensores de dietas populares como la cetogénica y la paleo, con poco apoyo de pruebas científicas. Por otro lado, y para aumentar la confusión, es posible que hayas visto titulares que califican el aceite de coco de «puro veneno», lo que implica que no debería consumirse en absoluto. Dadas estas afirmaciones contradictorias, una cuestión de gran interés público y científico es si el aceite de coco tiene cabida en una dieta saludable.

El aceite de coco se compone en gran parte de grasas saturadas (entre el 80% y el 90% de la grasa del aceite de coco es saturada), lo que lo hace sólido a temperatura ambiente. Otras fuentes de grasas saturadas son los productos animales, como la carne y los lácteos, y otros aceites tropicales de origen vegetal, como el aceite de palma. El consumo de grasas saturadas se asocia desde hace tiempo con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares debido a su capacidad para elevar los niveles de colesterol LDL perjudicial.

¿Cuánto tiempo dura el aceite de coco una vez abierto?

El aceite de coco es uno de esos productos básicos de la despensa que parecen no estropearse nunca. De hecho, puede mantenerse en buen estado durante mucho tiempo gracias a la alta concentración de grasas saturadas que contiene el aceite de coco, según Kitchen Ambition. Pero eso no significa que no pueda estropearse. Y, el concepto es especialmente cierto si el aceite de coco no se ha almacenado correctamente.

QUIZÁ TE INTERESE:  Como saber si un mando es rolling code

Mientras que el aceite de coco líquido debe conservarse en un lugar fresco y sin exposición a la luz, al igual que el aceite de oliva, el aceite de coco sólido también puede guardarse en la nevera. El calor, la luz y el aire contribuyen a la degradación del aceite de coco. Incluso si se almacena bien, el aceite de coco puede estropearse si no se utiliza dentro de su plazo de conservación. Pero puede que ni siquiera sea necesario conocer los signos de que el aceite de coco se ha estropeado para poder reconocer que el aceite de cocina se ha echado a perder.

Al igual que la leche que se ha estropeado, puedes buscar muchos de los mismos indicadores de que el aceite de coco se ha estropeado, según Street Smart Kitchen. Pero las señales de que es hora de tirar el aceite de coco se pueden dividir en tres categorías: Aspecto, olor y sabor. La primera forma de evaluar el aceite de coco es por su aspecto. Con suerte, no sólo podrá distinguirlo por su aspecto y color, sino que también evitará a su nariz y lengua lo que podría ser una experiencia desagradable si el aceite ha caducado.

Almacenamiento de aceite de coco

A. También he notado que el aceite de coco parece estar poniéndose de moda estos días. El aceite de coco contiene aproximadamente un 90% de grasas saturadas, un porcentaje mayor que el de la mantequilla (alrededor del 64% de grasas saturadas), la grasa de vacuno (40%) o incluso la manteca de cerdo (también 40%). Un exceso de grasa saturada en la dieta no es saludable porque aumenta los niveles de colesterol «malo» LDL, lo que incrementa el riesgo de enfermedades cardíacas. Así que parecería que el aceite de coco sería una mala noticia para nuestro corazón.

QUIZÁ TE INTERESE:  Como saber si tu higado esta intoxicado

Pero lo interesante del aceite de coco es que también aumenta el colesterol «bueno» HDL. La grasa en la dieta, ya sea saturada o insaturada, tiende a aumentar los niveles de HDL, pero el aceite de coco parece ser especialmente potente en este sentido.

Las grasas saturadas se dividen en varios tipos, según el número de átomos de carbono de la molécula, y aproximadamente la mitad de las grasas saturadas del aceite de coco son de la variedad de 12 carbonos, llamada ácido láurico. Se trata de un porcentaje más elevado que en la mayoría de los demás aceites, y probablemente sea el responsable de los inusuales efectos del aceite de coco sobre el HDL. Pero los aceites vegetales son algo más que grasas. Contienen muchos antioxidantes y otras sustancias, por lo que sus efectos generales sobre la salud no pueden predecirse sólo por los cambios en el LDL y el HDL.

Aceite de coco refinado

El aceite de coco es uno de esos productos básicos de la despensa que parecen no estropearse nunca. De hecho, puede mantenerse en buen estado durante mucho tiempo gracias a la alta concentración de grasas saturadas que contiene el aceite de coco, según Kitchen Ambition. Pero eso no significa que no pueda estropearse. Y, el concepto es especialmente cierto si el aceite de coco no se ha almacenado correctamente.

Mientras que el aceite de coco líquido debe conservarse en un lugar fresco y sin exposición a la luz, al igual que el aceite de oliva, el aceite de coco sólido también puede guardarse en la nevera. El calor, la luz y el aire contribuyen a la degradación del aceite de coco. Incluso si se almacena bien, el aceite de coco puede estropearse si no se utiliza dentro de su plazo de conservación. Pero puede que ni siquiera sea necesario conocer los signos de que el aceite de coco se ha estropeado para poder reconocer que el aceite de cocina se ha echado a perder.

QUIZÁ TE INTERESE:  Cómo saber si necesito ayuda psicológica

Al igual que la leche que se ha estropeado, puedes buscar muchos de los mismos indicadores de que el aceite de coco se ha estropeado, según Street Smart Kitchen. Pero las señales de que es hora de tirar el aceite de coco se pueden dividir en tres categorías: Aspecto, olor y sabor. La primera forma de evaluar el aceite de coco es por su aspecto. Con suerte, no sólo podrá distinguirlo por su aspecto y color, sino que también evitará a su nariz y lengua lo que podría ser una experiencia desagradable si el aceite ha caducado.